Historia de la Bota

Casi todos tenemos en nuestro armario un buen par de botas de piel que nos han acompañado a lo largo del tiempo, que se han ablandado y adaptado a nuestro pie por el uso y que son nuestras favoritas en los días de frío. Pero quizás no seamos conscientes de que hace 15.000 años ya se llevaban botas de piel Con la llegada del siglo XIX ya que comenzó una época aperturista Las mujeres comenzaron a lucir botas muy femeninas, diferentes a las que llevaban los hombres para trabajar, decoradas con lazos, botones, modelos refinados y elegantes que solían ser de caña baja.

Fue la Reina Victoria la que en 1840 puso de moda la bota femenina. Pidió a su zapatero de confianza J. Sparkes Hall que confeccionara la más tarde conocida como ‘Bota Balmoral’, con la idea de que fuera el zapato perfecto para dar paseos por el castillo escocés.

Era una bota que cubría el tobillo y que poco a poco fue entrando en la vida diaria de quienes la usaban al ir apareciendo modelos decorados, confeccionados en cuero, con seda y tafetán. Treinta años después surgen las primeras botas de caña alta para mujeres y las clases más bajas comienzan a usar también este tipo de calzado, aunque con el comienzo del siglo XX se dejan de usar las botas ornamentadas y decoradas para relegar este calzado.

En EEUU surge la popular bota vaquera, con un modelo muy particular que suma los tacones, cuya altura varía según la moda y con decoración floral tradicional.

A día de hoy hay mil formas de llevar botas y las tenemos casi para cada ocasión gracias a la inmensa variedad de materiales, decoración, modelos y formas. Se trata de un básico de armario, un calzado versátil, cómodo, divertido, adaptable y con personalidad.

¿Quién no tiene unas en su armario?

En Coppel de Paseo ventura encontraras tu bota favorita que va de acuerdo con tu estilo .

Fuente:https://timbradosrubio.com/portfolio-item/historia-de-la-bota/